La inevitable derrota kirchnerista en el ballotage

Escrito por intentodeobjetividad 28-10-2015 en General. Comentarios (0)


El dato mas relevante de la elección fue la derrota del peronismo en la provincia de Buenos Aires. Algo impensado hasta por el mas fanático y optimista militante de Cambiemos. Por primera vez desde el regreso de la democracia gana un partido, no tanto por su aparato sino por sus votos puros. Votos de gente común que no quiso que los gobierne el prepotente Anibal Fernandez. Nuestra democracia está  madura, ya no pesan los aparatos como antes. El pueblo elige sin miedo a que su postulante no tenga gobernabilidad.  Eso explica la derrota de muchos intendentes históricos que hace poco parecían todopoderosos.

Daniel Scioli está en una situación muy difícil. Tiene apenas dos opciones: la primera es sacarse la pesada mochila kirchnerista de encima. Debería dejar de hablar de pasado y hablar un poco más del futuro. La sociedad actual no es la misma que en 2007 o 2011, las flamantes clases medias tienen nuevas exigencias y ya no se ven representadas en el discurso oficialista. En los últimos años vimos como progresivamente el Relato se alejaba más y más de la realidad. El domingo pasado solo fue el culmine de ese proceso.  Scioli tiene que modificar y mucho los postulados del Gobierno si quiere que el votante independiente lo apoye. ¿Esto podría ser considerado una traición? Posiblemente sí pero si quiere ganar, tiene que hacerlo aunque tampoco eso le asegure el triunfo.

Otra opción que tiene Scioli, quizás la más honesta pero sentenciaría su derrota, es kirchnerizarse totalmente.  Es lógico que cuando la economía empieza a flaquear, aparecen en la mente del votante todo lo que ignoro durante años.  Ve la sangre de los muertos en Once, escucha el último aliento de Mariano Ferreyra y de los inundados de la Plata. Y así con innumerables situaciones que el oficialismo tiene en su haber. Si el domingo pasado podría resumirse en una frase, esta sería: "La gente está harta del kirchnerismo".  Macri logró sintetizar en su persona esta sociedad que pide cambio a gritos. Ellos no piensan en los 90, no les interesa qué es el neoliberalismo. Solo votan a quien a los representa mejor y el PRO lo hizo.

Para el ballotage está todo decidido. Simplemente con comparar las PASO con las generales vemos que hay un electorado que ya eligió.  Sin embargo, no puedo dejar de decir que Mauricio Macri es de lo más nefasto de la política. Es parte de la derecha más rancia y vacía. La derecha que prioriza el marketing por sobre todas las cosas. Aún así el PRO logró ser el partido que encarna el recambio político que desea el electorado.  No es que la sociedad se derechizó cómo indican algunos, simplemente tiene nuevas exigencias y el kirchnerismo no supo o no quiso responderlas.