Intento de Objetividad

¿La tenencia personal de armas un metodo efectivo para reducir la inseguridad?

Escrito por intentodeobjetividad 19-03-2012 en General. Comentarios (2)
Por lo sucedido con "Baby" Etchecopar resurge el debate sobre la tenencia de armas por parte de la población para defenderse de la delincuencia.  El objetivo de este post es expresar mi opinión sobre el tema, adelanto que me parece un método tan tonto para acabar con la criminalidad como la pena de muerte.



La legislación sobre la portación de armas de cualquier individuo es diversa en el mundo. En países como Estados Unidos o Suiza está plenamente permitido, con pocas limitaciones. En cambio, en Corea del Sur está totalmente prohibido  y tener un arma o usarla es condenado con la pena capital.

Estoy en contra de que la población se arme como método para reducir la delincuencia. Debería estar totalmente prohibida la tenencia de armas de fuego. Es cierto, perdemos una libertad que sería poseer un arma para defendernos y/o hacer justicia por mano propia pero en eso se fundamenta el Estado, perder libertades para garantizar otras. El poder judicial debe definir la condena hacia un delincuente, con un juicio previo como lo establece la ley, y no uno mismo.  Además de ninguna forma se puede acabar con la violencia usando aun mayor violencia.  

Una estadística de Argentina del Ministerio de Salud de la Nación del año 2008 dice que entre 1997 y 2007, 9 personas por día murieron por armas de fuego (36.374 muertos), de las cuales el 39% representan muertes por violencia familiar, discusiones o peleas, el 28,8% representan suicidios y el 25% son muertes en ocasión de delito. En la gran mayoría de los casos las armas que posee la población son usadas para conflictos personales o suicidios. ¿Serviría armar a la población como método para reducir la inseguridad? Además de  estos datos surge otra pregunta ¿Por qué la delincuencia nos preocupa en demasía cuando hay problemas que son causantes de más muertes? Claramente es por el impacto y la repetición continua que tienen los hechos de inseguridad en los medios.

Finalizando, hay un ejemplo supuestamente exitoso de la tenencia de armas por parte de la población como forma de tener una sociedad más segura, Suiza. El país helvético uno de los países que menor tasa de criminalidad tiene en el mundo y además posee uno de los índices más altos de arma de fuego por habitante. En Suiza, 1 de cada 3 domicilios tiene un arma de fuego. Los defensores de armar a la población lo usan como un ejemplo exitoso pero cometen la falacia (razonamiento incorrecto) llamada”Cum hoc, ergo propter hoc” ¿En qué consiste esta falacia? Consiste en afirmar que dos eventos que ocurren a la vez tienen necesariamente una relación causa-efecto. Ambos datos de Suiza son ciertos pero no sirven como argumento a favor de la tenencia de armas ¿Por qué? Por el simple hecho que la gran cantidad de armas que posee el pueblo suizo no son usadas para combatir la delincuencia, el 90% de los muertos por armas de fuego del país corresponde a personas que se suicidan.  Suiza es el país europeo con mayor tasa de suicidios.

La educación durante el gobierno de Arturo Illia

Escrito por intentodeobjetividad 04-03-2012 en General. Comentarios (0)
Arturo Illia asumió la presidencia de la Nación en una turbulenta situación. Por un lado, el país atravesaba una crisis económica que fue causada principalmente por la política económica del gobierno anterior de José María Guido. La situación política tampoco era favorable, Illia no provenía de los sectores radicales más fuertes y en la elección solo había obtenido el 25 % de los votos. Pero estos problemas no evitaron que el gobierno radical realizara innumerables logros,  nos centraremos en lo relacionado con la educación.



Analizemos los hechos previos al triunfo de Arturo Illia. En las elecciones de 1962 durante el gobierno de Arturo Frondizi se permitió la participación del peronismo bajo el nombre de Unidad Popular.  Este partido triunfo en varias provincias, incluida la provincia de Buenos Aires. El gobierno rápidamente intervino estas provincias pero fue inevitable que las fuerzas armadas derrocaran a Frondizi. El 29 de marzo de 1962 el presidente del Senado José María Guido asume como presidente interino del país. Con esto se intento mantener cierta legalidad pero Guido fue solo un títere de las fuerzas armadas. Poco despues el peronismo fue proscripto y se anularon las elecciones de 1962. Se convocaron elecciones en 1963 y fue electa con el 25 % de los votos la formula presentado por la Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP) que presentaba como candidatos a presidente y vice a Arturo Illia y Carlos Perette respectivamente.  El voto en blanco quedo segundo y la UCR Intransigente tercera.  

Arturo Illia asumió la presidencia el 12 de Octubre de 1963. Sus primeras medidas fueron la eliminación de la proscripción peronista. Permitio que se manifestaran libremente y se presentaran a las próximas elecciones de 1965. Increíblemente un político cumplía sus promesas de campaña. Con estas medidas, Illia comenzaba su breve mandato que tantos logros tuvo (ley del salario mínimo, vital y móvil, anulación de las concesiones a empresas petroleras extranjeras,  recuperación económica, mejor distribución del a riqueza, etc.).  

El impulso a la educación y la cultura fue lo más sobresaliente de su gobierno, reconocido por el argentino Luis Leloir, Premio Nobel de Química: “La Argentina tuvo una brevísima edad de oro en las artes, la ciencia y la cultura, fue de 1963 a 1966”. El presupuesto educativo creció exponencialmente durante su gobierno, en 1963 era de 12 % y en 1965 de 23 %. Se inicio el Plan Nacional de Alfabetización, se crearon escuelas que incluían comedores, se repartió gratuitamente útiles para medio millón de alumnos y se impulso las escuelas técnicas y las rurales. En las universidades creció enormemente el presupuesto y se garantizo la libertad absoluta de pensamiento para docentes y alumnos.

Entre 1963 y 1965 se graduaron 40.000 alumnos en la Universidad de Buenos Aires, cifra mas alta de la historia de esa universidad. Sin embargo, esto no fue suficiente para evitar que gran parte del estudiantado universitaria se sumara al reclamo de los sectores golpistas que además incluían a los grandes medios de comunicación, a varios sectores peronistas y obviamente a las fuerzas armadas. Desde el exterior era apoyado por Estados Unidos.

El 28 de Junio de 1966 Arturo Illia fue derrocado por un golpe cívico-militar. No pudo hacer nada para evitarlo, ni siquiera provenía de los sectores fuertes del radicalismo. Asumió como presidente Juan Carlos Ongania y poco tiempo después las universidades eran intervenidas, los alumnos universitarios rápidamente se arrepintieron de lo que habían hecho.

Para finalizar, es interesante y al mismo tiempo triste recordar que el gobierno de Arturo Illia termino ante la indiferencia ciudadana y de su propio partido politico. Es momento de revalorizar el gobierno de Illia, quizás el mejor presidente que tuvo el país.