Intento de Objetividad

¿Cuál es la principal causa de la inseguridad?

Escrito por intentodeobjetividad 08-06-2015 en General. Comentarios (0)

Muchas personas hablan de la inseguridad desde una posición bastante egoísta y miope. Esta consiste en señalar a los “negros” o a los “cabeza” como culpables de todo. El problema de este pensamiento es que es muy superficial y poco riguroso. Los medios interesadamente apoyan esta idea. Solo apuntan al delito común y muy poco o sesgadamente al otro que es el verdadero causante de la inseguridad. Me refiero al de guante blanco, que es mucho mayor en cantidades de dinero y en daños producidos a nuestra sociedad.


Mauricio Macri. Buena parte de la fortuna de su familia se produjó gracias al apoyo ilícito del Estado Nacional.

La  corrupción no se reduce a algún sobreprecio o licitación ficticia, es mucho mayor e implica la complicidad a través de favores del poder económico y el político. Sin ir muy lejos, en la década de Menem, en el gobierno de De La Rua y en los primeros años del kirchnerismo fue bastante clara.  A cambio de apoyo mediático y/o económico, estos políticos cedieron a muchas ordenes de los grandes grupos económicos. Igual hay que aclarar que la corrupción no es únicamente política como desde los sectores de poder, que les conviene la anti política, se plantea. Esta envuelve a una parte de la sociedad que incluye actores de los demás poderes además de civiles.

Toda esta delincuencia es la que realmente genera la pobreza y desigualdad que sufre nuestra patria ya hace décadas. Nada justifica cometer un ilícito y la mayoría de las personas de las villas miseria son trabajadores incansables pero este ambiente de desigualdad y de estigmatización genera la delincuencia común que vemos a diario. Obviamente en la cárcel no hay un rico, el pobre es el único que las atesta. Aunque duela, es más fácil para los jueces encarcelar a un pobre que alguien con poder.

Como conclusión,  es importante remarcar que la solución a la inseguridad no es, nunca fue ni será la “mano dura”. La solución es la inclusión social. El país debe generar igualdad de oportunidades para que todos podamos tener educación, acceso a una vivienda digna y demás derechos para poder tener posibilidad de progreso. Sé que es más fácil decir, sentados cómodamente desde el sillón de nuestras casas: “Maten a esos negros” pero repito eso es lo que quieren que creamos. Los autores de la inseguridad y quiénes son los mayores delincuentes visten de traje y corbata. Mientras no nos demos cuenta seguirán impunes.

El regreso del pasado

Escrito por intentodeobjetividad 16-03-2015 en General. Comentarios (0)

Es un hecho. La Unión Cívica Radical le arrendará su débil pero nacional estructura partidaria al PRO. Por fin, culmina el largo proceso de derechización que sacudió a este centenario partido. A partir del estrepitoso fracaso de la Alianza todo fue decadencia lenta pero continua. Ahora el espectro político se rearma porque queda vacante el espacio representativo de la centro izquierda.  De las crisis siempre surge una oportunidad, en este caso para lograr una representación socialdemócrata con convicciones que merece nuestro país.


La relación representante-representado vario mucho estas últimas décadas. Las crisis económicas, el individualismo, el presidencialismo extremo y el rol dominante que tomaron los medios de comunicación contribuyeron a esta despolitización de los dirigentes. En la actualidad, el debate político no está centrado tanto en las ideas sino en las figuras conocidas de cada partido. El pase a segundo plano de algo tan importante como las propuestas y la ideología es lamentable y claramente es beneficioso a los grupos de poder económico. Por otro lado, es notable el puñado de militantes que quedaron en partidos que antes conmovían a las masas, a excepción, del siempre vigente peronismo. La consecuencia clara es el crecimiento de la brecha entre dirigencia-electores. En este contexto se van a realizar una vez más las elecciones presidenciales.

El kircherismo atraviesa su última etapa. Ni siquiera el candidato Daniel Scioli, en caso de ser electo, podría continuar ese modelo porque tiene otro estilo e impronta que siempre supo mostrar. Esta docena de años de gobierno dejaran una huella honda en la historia argentina. Y se podría definir esta etapa como el peronismo del siglo XXI. Al igual que este tendrá sus detractores y sus seguidores pero difícilmente deje de ser tema de discusión con el pasar de los años. En balance hay enormes logros y muchos errores, característica esencial que comparte con el gobierno de Juan Domingo Perón. La gran falencia es la falta de institucionalidad que tienen estos regímenes tan personalistas porque a través de un presidencialismo fuerte y un legislativo débil pueden darse muchos avances pero de la misma forma puede retrocederse mucho. El bienestar de nuestro país es muy importante para que dependa del humor de una persona. El gran logro, más allá de medidas concretas, es volver a poner en discusión la relación entre el poder político y económico.

Mis diferencias con el kirchnerismo en general fueron más de forma que de fondo. Me parece que desde el FAP en 2011 y ahora con la posible presentación de Margarita Stolbizer como candidata a presidente se busca superar este proceso político. Se valora lo bueno y al mismo tiempo se entiende que desde el peronismo no puede surgir un verdadero movimiento progresista por sus limitaciones propias. Hay temas como la lucha contra el narcotráfico, la corrupción y el fortalecimiento de las instituciones que el kirchnerismo aunque hubiera querido no pudo enfrentar porque hubiera sido autodestruirse.

Con los últimos sucesos políticos, es prácticamente seguro que la pelea presidencial será entre Mauricio Macri y Daniel Scioli. Aunque para Octubre aun falte una eternidad en términos políticos. Es muy importante entender quien es Macri. Un neoliberal que construyo su partido a partir del reciclaje de menemistas y aliancistas. El candidato de los grandes grupos económicos y admirador del riojano que privatizo todo lo que pudo. No seamos inocentes, no creamos que es imposible que vuelva el gobierno de los economistas que piensan en el bolsillo de los empresarios y no en el del pueblo. Votemos pensando en el bienestar general no en el propio. Y por último, no votemos en contra de alguien sino a favor de un proyecto político.


La muerte del fiscal Nisman

Escrito por intentodeobjetividad 22-01-2015 en argentina. Comentarios (0)


En principio,  tomemos conciencia de lo importante de esta muerte. La llamo “muerte” porque no tengo certeza alguna si fue homicidio, suicidio o suicidio instigado aunque tengo conjeturas.  Nisman es fiscal del caso Amia hace 10 años, designado por decreto de Nestor Kirchner. Anteriormente había trabajado para la causa desde su anterior fiscalía en Morón. Siempre se hablo y él mismo confirmó su fluida relación con los servicios de inteligencia nacionales, estadounidenses e israelíes.  Él impulsó el avance sobre los iraníes sospechados y  obtuvo la orden del juez Rodolfo Canicoba Corral que pidio la detención internacional de los sospechados. En concreto, ese fue el único gran avance que pudo obtener en su década de permanencia en la fiscalía especial.

Hace pocos días, Nisman hizo pública una causa contra Cristian Kirchner, Héctor Timerman, Luis D’elia, Fernando Esteche y Andrés Larroque. Esta denuncia era muy importante por las personas involucradas y las acusaciones sostenidas.  El fiscal entrego casi 300 hojas además hay escuchas que apoyarían sus argumentos.  Actualmente el caso lo tiene el juez Ariel Lijo que como sabemos es una de las espadas más fuertes del Poder Judicial en su batalla contra el gobierno. Lijo fue quien procesó al vicepresidente en ejercicio, Amado Boudou, en la causa Ciccone.

El lunes debía producirse una reunión informal entre el fiscal y los diputados de la Comision de Legislacion Penal para conversar sobre esta tamaña denuncia. Pero el domingo sucedió un hecho que era aun más trascendente que esta acusación, la muerte del fiscal federal Alberto Nisman. Hay varias hipótesis y lamentablemente ninguna de las posibles deja en buen estado las instituciones de nuestro país. Podemos pensar que fue un suicidio instigado, no instigado o un homicidio. El suicidio no instigado lo descartaría de plano porque no escribió ninguna carta para su familia y en especial para el pueblo argentino que quería saber la verdad sobre su denuncia. Imaginemos el caso que tuvo un “bajon” y se quito la vida sin ni siquiera pensarlo. Esto es muy poco creible porque era alguien inteligente y con mucha experiencia en tramitar causas complejas. Se supone que su estado de ánimo era lo suficientemente fuerte. Además queda eliminada esta posibilidad porque el arma se la llevo un conocido suyo horas antes de su muerte.

Cuando el cuestionado Cesar Milani fue designado como Jefe de Estado Mayor del Ejército y se le dio un oneroso presupuesto no quedaba muy claro por qué. Sabiendo esta interna en la ex SIDE se entiende que Cristina Kirchner quería fortalecer su bando. El grupo contra el que luchaba era el del histórico Stiusso que pudo ser el instigador de esta denuncia de Nisman en venganza por el desplazo de sus allegados en diciembre pasado.  Volviendo a las hipótesis, el suicidio u homicidio pudo ser instigado por: Hezbolla, inteligencia oficialista o inteligencia cerca a Jaime Stiusso. Yo restaría probabilidad pero no descartaría al sector cercano al gobierno. Es muy poco sutil matar a alguien que te acusa tan gravemente un día antes de su exposición ante el Congreso. Hay formas mucho menos chocantes de defenderse. Tengamos en cuenta que la acusación necesitaba muchas pruebas e iba llevar mucho tiempo si es que prosperaba.

En definitiva, esperemos que por el bien de nuestro país  se sepa toda la verdad y los culpables sean condenados. Volver al buen estado de la República y la relación con los países de Occidente será un camino largo y difícil. Y aun será mas complicada si el gobierno no cambia de color político.

¿Por qué no es malo contradecirse en pensamientos?

Escrito por intentodeobjetividad 08-09-2014 en General. Comentarios (1)


Hay dos supuestas verdades sobre las opiniones que son creencias muy comunes pero absolutamente erróneas. Por un lado, se cree que está mal contradecirse. Vemos, por ejemplo, que todos los programas de TV afines al gobierno muestran lo que piensan los políticos opositores ahora y  lo que pensaban hace años o décadas. Eso es una insensatez porque el cambio es parte de nuestra realidad. Todo cambia, desde las células hasta los astros y el hombre no es la excepción.  Si fue positivo o negativo es otro tema pero no puede criticarse el cambio en sí. Obviamente luego de mucho tiempo ese cambio gradual puede provocar una contradicción con el pensamiento viejo.  Eso es normal, lo raro es criticarlo. Estar en contra del cambio o de la posible contradicción es como estar en contra de que los arboles crezcan o el sol salga. Es inevitable que sucedan.

   Otro falsedad sobre las opiniones es que debes defenderlas a muerte porque sino implica falta de convicciones de la persona que las emite. Si tus convicciones varían es algo positivo, significa que no sos un fanático. Pensar lo mismo todo el tiempo es irracional. No es bueno quedar estancado ni en el pensamiento ni en ninguna otra cuestión en la vida.  Lo bueno es mejorar cada día tus pensamientos,  que se enriquezcan con las opiniones de los demás o por sí mismos. Recordemos lo que provoco el fanatismo y la intolerancia en otras épocas: la inquisición en la Edad Media o las dictaduras para acercarnos más en el tiempo. Nadie tiene la razón completa ni nunca llegaremos a conocerla y eso es lo lindo (o lo feo) de la vida.

   Particularizando un poco este tema, en Argentina se vive un momento de mucha división o por lo menos eso es lo que proponen desde el amplio abanico de dirigentes políticos opositores y oficialistas.  Es necesario recuperar el debate y no seguir con la descalificación falaz al que piensa distinto.  En cualquier discusión política o de otra índole vemos que cada uno quiere ganar, no le importa tener la razón o no. Parecen dos gladiadores que buscan derribar al otro con la multitud clamando.  Lo que deberían hacer es apoyarse mutuamente para encontrar la mejor propuesta o por lo menos la mejor posible. Si, es una postura idealista pero no por eso desechable. Como mínimo, debería mantenerse el respeto entre ambos y ni eso sucede en nuestro país.


Cediendo el protagonismo

Escrito por intentodeobjetividad 03-09-2014 en General. Comentarios (2)


En las últimas semanas vimos a varios dirigentes de UNEN  pidiendo la alianza con el PRO. Esto desencadena una seria de perjuicios que amenazan con terminar con esta incipiente conformación política.  Si se concreta, se perdería la coherencia ya que el año pasado en la Capital Federal se compitió en contra del partido de Mauricio Macri. ¿Cómo se explicaría un cambio tan radical? Además  el PRO no quiere ser parte de UNEN. Siempre que pudieron lo dijeron públicamente y es así porque su idea es pactar a nivel provincial/distrital con los otros partidos, no a nivel orgánico.  El nombre PRO ya está instalado y no van a ceder eso. Suponiendo que sí quisieran participar de la interna de UNEN, pedir les, mejor  dicho, rogarles que lo hagan les da una posición inmejorable de negociación. Podrán imponer las condiciones que quieran. Prácticamente es entregarles una potencial candidatura presidencial en bandeja de plata.

   Adéntranos un poco en UNEN vemos que hay 3 corrientes claras: los partidos que crearon el FAP en 2011, la UCR y los dirigentes cercanos a Elisa Carrio. Los primeros son contrarios al acuerdo con la derecha, en cambio, los lilitos apoyan la opción contraria. La postura de los radicales es mucha más compleja.  La cúpula mantiene una posición ambigua pero más tendiente a rechazar el acuerdo mientras los caudillos del interior están totalmente dispuestos a pactar. El claro ejemplo es el cordobés Oscar Aguad que sabe muy bien que con ese aporte podría llegar a la gobernación. Esto se repite en casi todas las provincias, a excepción de Buenos Aires y Santa Fe. Parece que la Unión Cívica Radical cederá su base territorial una vez más como en la elección presidencial de 2007 donde su candidato fue Roberto Lavagna.

   Una actitud indispensable que debe mostrarse a la sociedad para ser una opción concreta de gobierno es unidad. Con este desentendimiento, UNEN muestra lo contrario. Y peor aun su ventaja de ser la opción no peronista más fuerte se diluye frente al crecimiento del ex presidente de Boca en las encuestas. Es difícil divisar un horizonte de mejora, aparentemente la crisis es terminal. Si UNEN pacta, Macri gana la interna y es candidato, si UNEN rechaza, la fragmentación es inevitable.  Ojala sus dirigentes tengan un atisbo de lucidez y se den cuenta que deben asumir una postura concreta contraria a ser funcionales a la derecha.  Quizás la opción sea  recrear el Frente Amplio Progresista intentando sumar sectores afines. Sería lo más coherente y sobretodo no se perdería la dignidad que eso es lo que quieren Carrio y compañía. Cambiar dignidad por poder.