Intento de Objetividad

¿Por qué no es malo contradecirse en pensamientos?


Hay dos supuestas verdades sobre las opiniones que son creencias muy comunes pero absolutamente erróneas. Por un lado, se cree que está mal contradecirse. Vemos, por ejemplo, que todos los programas de TV afines al gobierno muestran lo que piensan los políticos opositores ahora y  lo que pensaban hace años o décadas. Eso es una insensatez porque el cambio es parte de nuestra realidad. Todo cambia, desde las células hasta los astros y el hombre no es la excepción.  Si fue positivo o negativo es otro tema pero no puede criticarse el cambio en sí. Obviamente luego de mucho tiempo ese cambio gradual puede provocar una contradicción con el pensamiento viejo.  Eso es normal, lo raro es criticarlo. Estar en contra del cambio o de la posible contradicción es como estar en contra de que los arboles crezcan o el sol salga. Es inevitable que sucedan.

   Otro falsedad sobre las opiniones es que debes defenderlas a muerte porque sino implica falta de convicciones de la persona que las emite. Si tus convicciones varían es algo positivo, significa que no sos un fanático. Pensar lo mismo todo el tiempo es irracional. No es bueno quedar estancado ni en el pensamiento ni en ninguna otra cuestión en la vida.  Lo bueno es mejorar cada día tus pensamientos,  que se enriquezcan con las opiniones de los demás o por sí mismos. Recordemos lo que provoco el fanatismo y la intolerancia en otras épocas: la inquisición en la Edad Media o las dictaduras para acercarnos más en el tiempo. Nadie tiene la razón completa ni nunca llegaremos a conocerla y eso es lo lindo (o lo feo) de la vida.

   Particularizando un poco este tema, en Argentina se vive un momento de mucha división o por lo menos eso es lo que proponen desde el amplio abanico de dirigentes políticos opositores y oficialistas.  Es necesario recuperar el debate y no seguir con la descalificación falaz al que piensa distinto.  En cualquier discusión política o de otra índole vemos que cada uno quiere ganar, no le importa tener la razón o no. Parecen dos gladiadores que buscan derribar al otro con la multitud clamando.  Lo que deberían hacer es apoyarse mutuamente para encontrar la mejor propuesta o por lo menos la mejor posible. Si, es una postura idealista pero no por eso desechable. Como mínimo, debería mantenerse el respeto entre ambos y ni eso sucede en nuestro país.


Comentarios

todo es relativo y todo es subjetivo jeje, eso es lo lindo, o lo malo de las ciencias sociales... en cuanto mantener el pensamiento con el paso del tiempo, es obviamente difícil, porque vamos creciendo como personas y adquiriendo nuevos conocimientos, por lo tanto no modificar nuestro pensamiento, seria ser tercos y hasta sectarios o fanáticos... eso si, creo yo, q un cambio completa y absolutamente radical, muestra una gran falta de consciencia o hasta ignorancia por lo q se defiende...

Añadir un Comentario: