Intento de Objetividad

Fútbol y Política

Escrito por intentodeobjetividad 29-07-2016 en General. Comentarios (0)



El año pasado, muchos creyeron ingenuamente que la asunción del Gobierno de Cambiemos traería aparejado el famoso “diálogo y consenso”. Por lo menos, esa era una de sus promesas de campaña. Como se sabe, las pasiones no se apagan tan rápido y la grieta que divide kirchneristas de anti kirchneristas sigue presente. Peor aún,  se ahondó a niveles preocupantes. Aunque los sectores involucrados son minoritarios o eso me gustaría creer, eliminar esta división es una necesidad del Gobierno y  de nosotros como ciudadanos. Desde el fanatismo no se puede construir nada beneficioso para el conjunto del país.


En principio, es necesario que la política deje de ser un estadio de futbol y los partidos políticos sus equipos. Si queremos pensar en un equipo que este sea el celeste y blanco. Y que cada presidente sea un simple director técnico que no piense en el próximo campeonato sino en una construcción a largo plazo. El “largo plazo” es un concepto muy difícil para la dirigencia y para la sociedad actual que ve acelerados todos los tiempos. Como el DT piensa en el partido de la semana que viene, el político piensa en la elección del 2017.  Es sabido que los grandes países se construyeron, entre otras cosas, con políticas de Estado y no con gobernantes que quieren refundar el país cada década.


Otra consecuencia de esta “ futbolización” de la política es la visión maniquea del accionar de cada Gobierno. Hay que tratar de revalorizar los “grises” para no ver solo blanco y negro. Es verdad que la Justicia tiene muchas causas de corrupción kirchnerista y seguramente muchas terminen en condenas. Pero eso no puede significar que por esa razón, este mal estatizar  YPF  o  Aerolíneas o implementar la Asignación Universal por Hijo. Por otro lado, Macri tiene cuentas en paraísos fiscales pero eso no debería empaña el logro del gobierno de Cambiemos de la provincia de Buenos Aires implementando el boleto estudiantil gratuito.  La corrupción importa y debe ser juzgada. Sin embargo, las medidas que fueron un avance para el país deben mantenerse y reconocerse como buenas sin importar quien las haya ejecutado.


No nos conformemos con criticar y desacreditar a nuestros supuestos oponentes.  No disfrutemos más el sufrimiento del enemigo que nuestros aciertos. Este país va a avanzar cuando los errores ajenos  no sean los justificativos de los nuestros. Cuando las equivocaciones del otro no nublen sus aciertos. Cuando aceptemos que el otro puede tener la razón. Cuando disfrutemos el buen futbol más que los resultados de nuestro equipo.

Introducción a Binary Search y Recursividad

Escrito por intentodeobjetividad 03-06-2016 en General. Comentarios (0)

La recursividad consiste en resolver problemas reduciéndolos en tamaño pero manteniendo su esencia. Por otro lado, binary search permite buscar valores en un conjuntos de números de forma optima. Combinando estos dos conceptos podemos resolver un problema interesante que estuvo presente en la final de la conocida competencia interuniversitaria de programación organizada por ACM.

Básicamente tenemos un cubo de queso de 100x100x100 milímetros que contiene agujeros. Nuestro objetivo es cortar el queso en partes de igual peso sabiendo que un agujero lo reduce. Los datos que nos dan son la cantidad de partes y la cantidad, posición y tamaño de los agujeros. Lo que necesitamos calcular es en qué posiciones del eje Z hay que cortarlo. En principio, es fácil saber el peso total del cubo y en consecuencia, el peso que debe tener cada parte. Por ejemplo, si tenemos un solo agujero en (10,20,10) y de radio 10:

Peso Total = 100*100*100 - 4*pi*(radio^3) / 3 = 100*100*100 - 4*pi*(10^3) / 3 = 1000000 - 4188.8 = 995811.2

Si queremos cortarlo en 5 partes:

Peso individual = 995811.2 / 5 = 199162.24

La parte más complicada es saber dónde hay que cortar el eje Z y cómo hacer que sea optimo ese análisis. Acá aparece el algoritmo de binary search que permite encontrar un valor en un conjunto ordenado de números. En primer lugar, compara con el elemento que se encuentra en el medio del array si es igual al valor buscado, ya lo encontramos, si no lo es, se genera un nuevo array. En el nuevo hacemos lo mismo que en el anterior y recursivamente resolvemos este problema. El array se reduce hasta que llegue a un solo elemento si es que antes no encontré el valor que buscaba. Por ejemplo:

[1, 2, 3, 7 , 9, 11, 13, 20, 100]

Valor 13:

9 < 13 => [11,13,20,100]

13 = 13 => Encontrado

Valor 1:

9 > 1 => [1,2,3,7]

2 > 1 => [1]

1 == 1 => Encontrado

Valor 4:

9 > 4 => [1,2,3,7]

2 < 4 => [3,7]

3 < 4 => [7]

7 != 4 :=> No encontrado

Claramente vemos cómo un problema mayor se traduce en problemas menores que en esencia son similares. La única diferencia entre cada etapa del procedimiento recursivo, es el tamaño del array pero el proceso es igual. Se compara con el valor que está en el medio, se separa el array en dos y se elige uno para continuar.

Esto no parece tan útil en arrays que contienen pocos elementos pero cuando la longitud crece, vemos que el binary search es mucho más rápido que una recorrida secuencial. El tiempo que tarda el primero crece logaritmicamente con la cantidad de números mientras el otro lo hace linealmente.

Si pensamos en el binary search de forma más general, podemos ver que los números reales son un conjunto infinito de elementos ordenados. Es un gran array que podemos recorrer. Nuestro algoritmo recibirá 3 variables como entrada. Un inicio y un fin que delimitan un intervalo de búsqueda y un valor que es el peso que quiero tener. La salida es el punto del eje Z donde debo cortar el queso para obtener el peso deseado.

1 - Calculo el valor medio del intervalo = (fin-inicio)/2.

2 - Calculo que peso posee este valor medio, si mi peso deseado es mayor, creo un nuevo intervalo [medio, fin], si mi peso es menor creo [inicio, medio]. De esta forma el intervalo se achica en cada iteracion.

3 - Con el nuevo intervalo repito el punto 1 y 2.

4 - Finalmente cuando estoy lo suficientemente cerca de mi peso objetivo, ya sé el Z que logra eso.

Con esta función ya hecha, el resto del problema planteado es trivial.

El dragón inmortal

Escrito por intentodeobjetividad 09-12-2015 en General. Comentarios (0)

En un rincón de alguna cordillera de cierto continente dentro de nuestro inmenso planeta está la prisión del gran Dragón. El mismo que hace miles de años atormentó a millares de pueblos y del que hablan todas las historias que conocemos.  Claro está que él no escupe fuego ni su tamaño se mide en kilómetros. Su naturaleza es mucho más terrenal de lo que actualmente pensamos aunque aún así es el terror hecho carne. La duda es obvia: ¿Quién o qué logró que la otrora temible bestia ahora sólo tenga fuerzas para sobrevivir?

Muchas leyendas lo son porque exageran y distorsionan un aspecto de la realidad, no tanto por su falta de sustento absoluto en ella. Nadie sabe exactamente qué ocasionó el ocaso del terrible monstruo pero la historia más creíble posee este desenlace. Todo terminó con una increíble tormenta que lo atacó peor que cualquiera de sus enemigos. Los poderosos vientos y los truenos fueron insoportables para el pobre dragón. El refugio de su sufrimiento fue la cumbre de la montaña más cercana al cielo. Allí paso la noche pero al día siguiente cuando quiso irse, a lo lejos escucho nuevamente el ruido de la tempestad. Una y otra vez sucedió lo mismo hasta que decidió permanecer inmóvil mientras ese estruendoso sonido siguiera. Pasaron meses, años y siglos pero nunca dejo de sentirlo.

La naturaleza es incontrolable pero puede ser encauzada. De esta forma, un poderoso mago logró detener al inmortal. Antes que él ideará su plan, todos habían querido resolver la duda ¿Cómo podía matarse a un ser que no muere? La pregunta era una contradicción en sí misma. El mago entendió que la solución era encarcelarlo pero ¿Cómo? ¿Qué cadenas podrían contra su destructora furia? Además ¿Quién tendría la valentía de vigilarlo? Rápidamente entendió qué debía hacer. Solo había que esperar el momento adecuado para ejecutar su ingeniosa idea. Le prometió al rey y al pueblo cumplir su misión sin necesitar otra cosa más que tiempo. El rey perplejo quiso saber el plan pero el mago se lo negó. En poco tiempo, el dragón desapareció de la faz de la tierra.

La bestia no tiene ninguna cadena que lo detenga ni ningún guardián que lo vigile. Al final,  las cadenas se oxidan y los guardianes perecen. Tiene una prisión eterna como él. La tormenta que lo asustó fue real pero la que cree ver cuando quiere alejarse de su refugio no. El mago solo necesitó unos días para librar a la tierra de su peor depredador. Ahora el mínimo susurro del viento provoca el máximo terror en el Dragón. No lo nota porque su propio miedo creó un mundo diferente al nuestro. Un mundo donde elige el seguro sufrimiento y no la horrenda expectativa. Un mundo donde es libre pero él mismo no se lo permite. Un mundo donde la soledad lo acompañará hasta el fin de los tiempos.


La inevitable derrota kirchnerista en el ballotage

Escrito por intentodeobjetividad 28-10-2015 en General. Comentarios (0)


El dato mas relevante de la elección fue la derrota del peronismo en la provincia de Buenos Aires. Algo impensado hasta por el mas fanático y optimista militante de Cambiemos. Por primera vez desde el regreso de la democracia gana un partido, no tanto por su aparato sino por sus votos puros. Votos de gente común que no quiso que los gobierne el prepotente Anibal Fernandez. Nuestra democracia está  madura, ya no pesan los aparatos como antes. El pueblo elige sin miedo a que su postulante no tenga gobernabilidad.  Eso explica la derrota de muchos intendentes históricos que hace poco parecían todopoderosos.

Daniel Scioli está en una situación muy difícil. Tiene apenas dos opciones: la primera es sacarse la pesada mochila kirchnerista de encima. Debería dejar de hablar de pasado y hablar un poco más del futuro. La sociedad actual no es la misma que en 2007 o 2011, las flamantes clases medias tienen nuevas exigencias y ya no se ven representadas en el discurso oficialista. En los últimos años vimos como progresivamente el Relato se alejaba más y más de la realidad. El domingo pasado solo fue el culmine de ese proceso.  Scioli tiene que modificar y mucho los postulados del Gobierno si quiere que el votante independiente lo apoye. ¿Esto podría ser considerado una traición? Posiblemente sí pero si quiere ganar, tiene que hacerlo aunque tampoco eso le asegure el triunfo.

Otra opción que tiene Scioli, quizás la más honesta pero sentenciaría su derrota, es kirchnerizarse totalmente.  Es lógico que cuando la economía empieza a flaquear, aparecen en la mente del votante todo lo que ignoro durante años.  Ve la sangre de los muertos en Once, escucha el último aliento de Mariano Ferreyra y de los inundados de la Plata. Y así con innumerables situaciones que el oficialismo tiene en su haber. Si el domingo pasado podría resumirse en una frase, esta sería: "La gente está harta del kirchnerismo".  Macri logró sintetizar en su persona esta sociedad que pide cambio a gritos. Ellos no piensan en los 90, no les interesa qué es el neoliberalismo. Solo votan a quien a los representa mejor y el PRO lo hizo.

Para el ballotage está todo decidido. Simplemente con comparar las PASO con las generales vemos que hay un electorado que ya eligió.  Sin embargo, no puedo dejar de decir que Mauricio Macri es de lo más nefasto de la política. Es parte de la derecha más rancia y vacía. La derecha que prioriza el marketing por sobre todas las cosas. Aún así el PRO logró ser el partido que encarna el recambio político que desea el electorado.  No es que la sociedad se derechizó cómo indican algunos, simplemente tiene nuevas exigencias y el kirchnerismo no supo o no quiso responderlas.

Las 3 coincidencias del PRO y el kirchnerismo

Escrito por intentodeobjetividad 03-08-2015 en General. Comentarios (0)

A veces los sentimientos se apoderan de nosotros y nos hacen cometer locuras. Sucede en todos los aspectos de la vida incluso en las votaciones que definen nuestro futuro como país. A continuación los invito a reflexionar unos minutos sobre las dos principales fuerzas, según las dudosas encuestas, a nivel nacional. Recuerden: votando propuestas nos podemos equivocar pero siempre lo haremos si votamos en contra de alguien.


Primera coincidencia: El negociado de la obra pública, Nicolás Caputo y Lázaro Baez

1.png

Nicolás Caputo es amigo personal de Macri también posee una fuerte influencia en el PRO. Es empresario y conforma varias sociedades entra las que se encuentra SES SA. Esta es beneficiada desde el ascenso de los amarillos a la jefatura de gobierno con onerosos contratos de obra pública. La suma total adjudicada a Caputo es de varios miles de millones de pesos y al parecer esto continuará, por lo menos, cuatro años más.

Lázaro Baez acompaña a la familia Kirchner desde su ascenso al poder en Santa Cruz. Su primer puesto de jerarquía fue la gerencia del Banco Santa Cruz que posteriormente fue escandalosamente privatizado. Entre sus negociados se encuentran varias empresas constructoras, campos, petroleras y sus allegados están vinculados al negocio hotelero (Alto Calafate entre otros).


Segunda coincidencia: La intervención en la justicia, Alejandra Gils Carbó y Martín Ocampo

2.png

Alejandra Gils Carbó logro llegar a ser la Procuradora General de la Nación con la votación de gran parte del Senado, incluso de varios sectores opositores. Desde ese lugar se encargó por todos los medios de dificultar el avance de causas cercanas a la cúpula de poder kirchnerista. Entre las cuales se encuentra la causa Hotesur donde se aparto al Juez Claudio Bonadio y donde próximamente el nuevo juez, Daniel Rafecas, declarará la nulidad de varias pruebas.

Para hablar del ignoto Martin Ocampo es necesario nombre a su amigo y compadre Daniel Angelici. El presidente de Boca Juniors es una de las grandes espadas del PRO en el mundo judicial. Su premio fue designar a un hombre de su confianza como fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires. Últimamente el escándalo del gas pimienta en el partido con River alejó al Tano de los actos partidarios pero sigue siendo una parte importante.


Tercera coincidencia: El autoritarismo intrapartidario, Maria Eugenia Vidal y Eduardo de Pedro

3.png

Maria Eugenia Vidal es actualmente vicejefa de Gobierno de la CABA. Paradójicamente también es candidata a gobernadora de la provincia de Buenos Aires. Esta imposición de porteños al frente de la listas se repite en toda la boleta de Cambiemos. Los radicales no quieren y no pueden hacer nada porque se los amenaza con no dejarles ir pegados a la boleta de Macri. Lo que significa ir con los invotables de Sanz o Carrio.

Wado de Pedro y muchos otros integrantes de La Cámpora fueron puestos en los principales lugares de las listas legislativas del Frente Para la Victoria. En general, el peronismo clásico se resigno pero un caso paradigmático es la Pampa donde Carlos Verna presentó una boleta completa que irá pegada a la de Daniel Scioli. Hubo amenazas  de intervención del PJ pampeano y varios intentos de evitar que su lista llegue a las elecciones.